18/10/17

Alimentación sana, menos molestias durante la menopausia [18-10-17]


Alimentación sana, menos molestias durante la menopausia

En las mujeres la entrada al climaterio produce una serie de cambios complejos en el equilibrio de las hormonas  que regulan y controlan el ciclo reproductivo.

Este lento “cambio”en la función ovárica puede suceder en un lapso de 2 a 10 años antes del último ciclo menstrual (menopausia), señaló la ginecóloga Rosario Valenzuela, miembro del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia (COMEGO)

Actualmente  hay en México 6,393,702  mujeres entre 40 – 49 años, de las cuales un 50% enfrentarán cambios físicos, biológicos y psicológicos. Esto debido a que entrarán en la etapa del climaterio.

Uno de los cambios más evidentes en esta etapa es sin duda  el aumento de peso, esto porque el metabolismo se alenta al disminuir las hormonas tiroideas. 

El gasto metabólico en la menopausia es muy bajo debido entre otros factores a: Disminución del ejercicio físico, aumento del porcentaje de grasa corporal, lo que facilita la captación de estrógenos alimentarios y cuantos más estrógenos ingerimos más aumentamos el volumen de grasa corporal.

Si el volumen de grasa corporal es muy elevado, la persona aumenta de peso más por la grasa que tiene que por lo que come. Se puede decir que es la excesiva grasa corporal la que hace engordar.

La Dra. Valenzuela  hace hincapié en realizar cambios en el estilo de vida, es decir los  hábitos. “En la premenopausia cuando se debe de cuidar más la alimentación y el control de peso. A través de una correcta alimentación la mujer climatérica puede prevenir problemas como: la osteoporosis, el exceso de peso, la alteración lipídica, etc.

“Las mujeres que atraviesan por esa etapa deben llevar una alimentación suficiente, completa, variada, segura y equilibrada, darle prioridad al consumo de vegetales, legumbres frutas, y de forma moderada los  diversos tipos de alimentos como el arroz, pan o tortillas que brindan energía; una ración de proteínas que incluya carne, preferentemente blancas como el pescado; y una ración de vitaminas y minerales principalmente en frutas”.

Finalmente recomendó realizar una rutina de ejercicios, como caminar cuando menos tres veces por semana durante 30 minutos. De esta forma, el ejercicio y una alimentación equilibrada permitirán mantener una vida saludable a la mujer en climaterio.

Hoy en día existe una prueba para identificar la premenopausia en casa. Se requieren de tan sólo 10 minutos para detectar fácilmente y con un 98%de exactitud, si ya se ha iniciado esta etapa. Moments es una prueba de orina que  permite conocer el nivel de Hormona Folículo Estimulante, que indica si la mujer ya está en premenopausia. 

13/10/17

Cuando la menopausia llega mucho antes que lo esperado [13-10-17]


 
Cuando la menopausia llega mucho antes que lo esperado

La insuficiencia ovárica precoz afecta hasta a 236.400 mujeres en edad reproductiva


Es un diagnóstico devastador para las mujeres jóvenes. La menopausia precoz, como se la llama popularmente, produce una sensación de envejecimiento anticipado y preocupación porque ya no se podrá tener hijos.

Sin embargo, la falla ovárica anticipada no en todos los casos es tan terminante. En el Hospital de Clínicas, por ejemplo, el 13% de las menores de 40 años que consultan porque ya no menstrúan quedan embarazadas después de un tratamiento hormonal.

De ahí que los expertos consultados por La Nacion hayan insistido en la importancia del diagnóstico correcto. "Amenorrea [falta de menstruación] no es sinónimo de menopausia. El uso de anticonceptivos, la drogadicción y los trastornos alimentarios, como la bulimia, pueden hacer que el período se retire -explicó la doctora Stella Raya, jefa de la División Ginecología del hospital Ramos Mejía-. Por lo tanto, hay que estudiar muy bien a una paciente con amenorrea antes de dar un diagnóstico que produce daño emocional y estigmatiza."

Este trastorno ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar mucho antes de los 50 años. "Cuando sucede antes de los 40, es precoz. La mujer no menstrúa más y tiene un síndrome climatérico, con síntomas como calores, irritabilidad, insomnio y sudoración nocturna", precisó la doctora Silvina Wittis, especialista en endocrinología ginecológica.

Afecta al 1-3% de la población femenina en edad reproductiva, es decir, entre 78.800 y 236.400 mujeres de entre 12 y 40 años. La doctora Luisa Barón, psiquiatra especialista en reproducción, percibe que cada vez recibe más consultas por menopausia precoz, según las palabras de médicos de pacientes de 20 años o más.

"El diagnóstico genera sorpresa, crisis y hasta una sensación de estafa -resumió-. Es común escuchar: «Encima, me engañaron porque me decían que tenía más tiempo para formar una familia», con mucho enojo porque en algunos casos realizaban las consultas ginecológicas regulares." Esa crisis, según dijo, es similar a un duelo, en el que convive también la culpa de no haberse informado mejor y un torbellino de sensaciones. "Sienten que envejecieron, que no serán aceptadas de la misma manera o deseadas sexualmente", detalló Barón. En un estudio sobre el impacto psicológico de la falla ovárica prematura publicado el año pasado en Gynecological Endocrinology , el equipo del doctor Manuel Nolting, del Hospital de Clínicas, determinó con una batería de tests que un 30% de las pacientes había sufrido de un abuso o violación que nunca habían manifestado. Los tests de ansiedad revelaron que los niveles habían sido más altos el año previo al inicio de los síntomas que con el diagnóstico.

En la Sección Endocrinología Ginecológica del Clínicas, considerado un servicio de referencia, las consultas comienzan a los 15 años. El promedio de edad es de 27-28 años. "Las causas son innumerables, pero en el 80% de los casos son desconocidas. En el resto, el origen se divide entre lo genético y lo inmunológico", indicó el doctor Manuel Nolting, jefe de la sección y profesor de ginecología de la UBA. Y aclaró que no es un trastorno hereditario. "Sólo un 10% tiene antecedentes familiares de primer grado [madre o hermanas]", precisó.

"La influencia del eje psiconeuroendocrinológico es importante en la reproducción, por lo que cualquiera puede ser la causa de la falla ovárica anticipada. Si con los estudios hormonales se detectan residuos reproductivos, hay que tratar de conservarlos todo lo posible", dijo la doctora Liliana Votto, profesora titular del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la UBA.

Cuando se confirma el diagnóstico y no hay posibilidad de recuperación de la capacidad ovárica de producir óvulos suficientes para lograr un embarazo, las mujeres recurren a la fertilización asistida. "Es la causa del 2-5% de las consultas en el país y América latina", comentó el doctor Gabriel Fiszbajn, director de la Región Argentina, Uruguay y Paraguay de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (Red Lara).

La mayoría, según indicó, se preocupa y consulta. "Antes, si una mujer dejaba de menstruar a los 35, ya tenía hijos. Ahora, que se posterga la maternidad, a los 30 y pico dejan de menstruar, no tienen hijos y consultan más. Por eso es importante saber que cuando el ovario empieza a fallar, es difícil lograr un embarazo. La mayoría opta por la donación de óvulos", finalizó.
 

11/10/17

Alimentación y menopausia [11-10-17]


Alimentación y menopausia
 La menopausia es una etapa en la vida de la mujer entre los 45 y 50 años, en donde los ovarios han dejado de producir hormonas femeninas,  generando un cambio hormonal que cursa con irregularidad de la regla hasta llegar a su ausencia de la misma por 12 meses, acompañándose de un conjunto de síntomas físicos y síquicos. 

Los síntomas que se presentan son: sudoraciones profusas, insomnio, ganancia de peso, sequedad en la piel y en las mucosas incluyendo la vagina, disminución del apetito sexual, tendencia a la osteoporosis, ganancia de peso con aumento del perímetro abdominal, aumento de los niveles de presión arterial, de colesterol, triglicéridos y también pueden incrementarse los niveles de glucosa en sangre.

Todo esto  incrementa el riesgo de la mujer para desarrollar enfermedades cardiovasculares e  infartos del corazón.

Esto debe ser la motivación principal para establecer un estilo de vida más saludable durante este periodo. Ten en cuenta estas recomendaciones:

Inicia tu rutina de ejercicio lo antes posible. Favorece tu masa muscular y el depósito de calcio en tus huesos. Combina ejercicios de tipo cardiovascular y de  resistencia.

Evita el consumo de azúcares, postres, reposterías y alimentos dulces. Se acumulan como grasa a nivel del abdomen.

Prefiere los carbohidratos integrales y altos en fibra, como el arroz integral, pasta y panes integrales, frijoles, lentejas y leguminosas, consume la cáscara de la papa y quinoa, entre otros.

Incluye muchos vegetales y ensaladas en almuerzo y cena, combinando todos los colores para obtener mayor cantidad de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes. Además de fibra que ayuda a nuestro intestino.

Disminuye el consumo de embutidos, enlatados y condimentos ricos en sal, pues te hacen retener mayor cantidad de líquidos.

Escoge grasas saludables provenientes del aguacate, aceite de oliva, maíz, girasol o aceite de canola.

Consume calcio en los  lácteos descremados, vegetales verdes y sardinas.

Recuerda incluir isoflavonas, estos son antioxidantes presentes en la soya, pero también en la cerveza, tienen un impacto similar a las hormonas femeninas de las que carece el organismo en este periodo.

Evita el consumo de cigarro.

Consume bebidas alcohólicas de forma moderada. En la menopausia puedes consumir alcohol, solo recuerda que lo importante es saber cuáles son mejores y aportan menor cantidad de calorías, cualquier bebida alcohólica debe tomarse con moderación y buscando aquellos que no estén combinados con jugos dulces, siropes, aderezos o sustancias que agreguen más calorías vacías provenientes del azúcar.

La cerveza por ejemplo es una buena alternativa que se puede usar para elevar los niveles de colesterol HDL o protector, tiene antioxidantes, sustancias que previenen la aparición del cáncer, participa en la eliminación de líquidos y desarrollo de buena diuresis.

Establecer un estilo de vida sano durante la menopausia asegura disminuir el riesgo cardiovascular que se incrementa en esta etapa y disminuir los síntomas que se pueden presentar.
 

8/9/17

Me llegó la menopausia, ¿Qué hago? [8-9-17]


Me llegó la menopausia, ¿Qué hago?

Durante muchos años se ha fomentado prejuicios en torno a la menopausia. Se dice que una se vuelve más amargada y susceptible, cuando en realidad se trata de una etapa normal en la vida de cualquier mujer.

La ginecóloga Magda Fernández explica que la menopausia le indica, a la mujer, la culminación de la vida reproductiva, tras un año desde su última menstruación. Casi siempre ocurre a los 50 años, aunque hay casos de mujeres que dejan de menstruar antes.

Además de los bochornos, indica la especialista, hay otras sensaciones que acompañan este período, como malestares físicos (mareos y vértigos) e insomnios, lo que puede irritar a cualquier persona. “Lo más común son los sudores y sofocos”, señala la experta.

CONSEJOS

Para afrontar correctamente esta etapa, lo más aconsejable es hacer ejercicio al menos 10 minutos diarios para bajar de peso y reducir el estrés. Puede hacer yoga o tai chi, que además le ayudan a controlar su mente. Asimismo, aprender técnicas de meditación y relajación. Siga una dieta balanceada que incluya frutas frescas y secas, verduras, semillas; cereales integrales como arroz, maíz, cebada y avena; ácidos grasos omega 3 y 6 que se encuentran en el pescado, la linaza y el aceite de girasol.

Para aliviar malestares físicos, emocionales y mentales, puede hacer uso de terapias alternativas como la acupuntura, que reajusta sus niveles energéticos y la homeopatía.
 

1/9/17

Hay vida después de los 40

Hay vida después de los 40


Vivir plenamente antes y después de la menopausia es posible; te decimos cómo

elgrafico.mx.-Silvia Ojanguren

La idea de no revelar la edad no es algo que puede ser contraproducente, sobre todo si se saben cosas como que las mujeres pueden vivir plenamente después de los 40 años.

Esto porque en esta etapa son más productivas, experimentadas y seguras de sus decisiones, tanto en lo laboral, social y familiar.

El juego del tiempo. El conocimiento de los síntomas del climaterio y la detección oportuna puede ser benéfico para un tratamiento adecuado y evitar complicaciones o riesgos, asegura Julio Horacio Morfín Martín, miembro del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia.

Recuerda que la expectativa de vida de la mexicana es de 77.8 años, “de ahí la importancia de ver el climaterio y la postmenopausia como una oportunidad de vivir plenamente”.

“Esta etapa representa el inicio de la otra mitad de su vida que viene acompañada de una serie de cambios físicos, pero que al entenderlos y atenderlos se evitan síntomas molestos y se previenen riesgos y complicaciones que afectan la calidad de vida”, dice el ginecólogo.

La caída de los niveles de estrógenos en la menopausia puede causar atrofia vaginal (adelgazamiento y pérdida de elasticidad). Esto frecuentemente conduce a la sequedad vaginal, lo cual puede hacer que las relaciones sexuales se tornen dolorosas o incómodas. Además, pueden presentarse ardor, comezón, flujo y sangrado vaginal ocasional, explica.

Menciona que 80 por ciento de las mujeres que se encuentran en esa etapa necesitan alguna terapia hormonal, pero sólo 20 por ciento de ellas la reciben.

Luz al final del túnel.La doctora Paloma de la Torre, integrante de la Asociación Mexicana para el Estudio de la Menopausia dice que es importante que las mujeres, aunque no tengan pareja sexual, se atiendan de la atrofia vaginal para evitar complicaciones como infecciones en vías urinarias y el deterioro en su calidad de vida.

Sostuvo que aún sin tener relaciones sexuales, las molestias pueden ser tan intensas que las mujeres no pueden ir a trabajar o realizar actividades cotidianas.

Explica que para estas alteraciones existen opciones como geles que humectan, hidratan y regeneran el epitelio vaginal. El laboratorio Ifa Celtics tiene en su arsenal médico el gel Gynomunal para la prevención de los síntomas por atrofia vaginal, mejorando la humedad natural del cuerpo.

23/5/17

Menopausia: síntomas y causas [23-5-17]


Menopausia: síntomas y causas

¿Sabías que para tener una menopausia definitiva deben de pasar al menos 12 meses sin tener el periodo?


La menopausia es la ausencia total de menstruación. Pero esta no cesa repentinamente, sino que su desaparición se prolonga durante cierto periodo de tiempo donde las mujeres tienen faltas de la menstruación durante algunos meses y después vuelven a tenerla, a esto se le conoce como perimenopausia.

La menopausia se divide en dos fases: la premenopausia, que dura entre tres y cinco años antes de la última menstruación; y la posmenopausia, la que dura entre 7 y 10 años después de la última regla.

Aunque la edad en que comienza la menstruación es muy variable, suele situarse alrededor de los 50 años. Hablamos de una menopausia precoz si esta se presenta antes de los 40 o 45 años; mientras que una menopausia tardía se presenta cuando aún existe menstruación después de los 55 años.

Los cambios hormonales que ocurren durante el climaterio (transición de todos los cambios desde la edad fértil hasta la edad estéril) son primeramente la ovulación, etapa donde se encuentran muchos folículos primordiales que salen del ovario tras su maduración, provocando lo que se conoce como "regla". Es en este momento en que se producen los estrógenos, hormonas sexuales esteroideas encargadas de mantener los órganos genitales femeninos y los distintos cambios que ocurren durante el ciclo genital.

Ahora bien, tras la menopausia ocurre un cese de la función ovárica. Este consistente en la interrupción de la producción de las hormonas responsables de la fertilidad; agotando los folículos primordiales y por lo tanto, deteniendo los ciclos menstruales.


Síntomas de la menopausia

Aunque se pueden empezar a adivinar algunos indicios de la menopausia por la aparición de distintos síntomas físicos internos y externos, los más habituales son:


Síntomas neurovegetativos

Sofocos: este es uno de los síntomas más frecuentes y precoces de la menopausia. Lo que sucede es que se siente una sensación de calor ascendiente desde el tórax hasta el cuello y la cara, provocando una sudoración excesiva, esto debido a una crisis de vasodilatación cutánea.

La frecuencia y duración de este síntoma es muy variable, puede ser desde unos segundos hasta horas, siendo más frecuentes por la noche. Este síntoma puede aparecer desde cinco años antes de la menopausia y hasta cinco después, disminuyendo cada vez su intensidad.

Otros síntomas: palpitaciones, insomnio, cefalea, sudoraciones y vértigos, entre otros.


Síntomas locales

Ovarios:
estos disminuyen su tamaño, adoptan una forma rugosa e internamente se vuelven fibrosos con ausencia de formaciones foliculares.

Vulva: se produce una atrofia vulvar que provoca pérdida del grosor de la piel y aparición de prurito (hormigueo o irritación incómoda de la piel).

Vagina: disminuye la secreción y el tamaño, provocando la aparición de dispareunia (dolor al tener relaciones sexuales) y aumento en el riesgo de contraer infecciones.

Útero: disminuye su tamaño y se adelgaza el endometrio, asimismo, se produce una disminución en la secreción.

Otros síntomas: es más frecuente la aparición de prolapsos genitales, así como incontinencia urinaria causada por la modificación en músculos y ligamentos.


Síntomas sistémicos

Alteraciones psicológicas: cambios en los hábitos de sueño con insomnio recurrente, irritabilidad, depresión, ansiedad, dificultades de concentración y disminución del libido, entre otros.

Alteraciones cutáneas: disminución del grosor de la piel y elasticidad, sequedad con tendencia a picazón.

Enfermedades cardiovasculares: incremento de la incidencia de enfermedad cardiovascular (infarto, angina de pecho, hipertensión, arteriosclerosis, etc.) debido a la disminución de estrógeno.

Osteoporosis: enfermedad caracterizada por la disminución de la masa ósea y la alteración de la estructura del tejido óseo, los cuales provocan un aumento en la fragilidad y por ende, de la fractura.

Existen algunos tratamientos contra los síntomas de la menopausia, como la terapia hormonal sustitutiva (THS), que consiste en la administración de estrógenos; y tratamientos hormonales con gestágenos o tibolona, un esteroide sintético con acción estrogénica.

Otra opción son los SERM, que no tienen acción sobre los síntomas neurovegetativos ni la atrofia genial, pero son beneficiosos sobre la masa ósea.

Lo más importante es acudir a tu médico, quien te recomendará la opción más viable para tu caso.
 

19/5/17

Menopausia, síndrome que se presenta entre los 45 y 52 años [19-5-17]


Menopausia, síndrome que se presenta entre los 45 y 52 años

La menopausia es una etapa en que la mujer sufre una serie de cambios debido a la interrupción total de la menstruación

Con la irrupción de la menopausia, la mujer experimenta síntomas que pueden llegar a agitarla, pero que si es bien llevada, puede dar paso a una vida tranquila y saludable mientras transita a la vejez.

Fidel Omar García, ginecólogo oncólogo, menciona que la menopausia es la fecha exacta de su última menstruación y debe transcurrir un año entero sin que la mujer la tenga para determinar que ha terminado su vida fértil.

“En realidad lo que ellas sienten o perciben en cuanto a síntomas se llama climaterio o síndrome climatérico, ése vendría a ser el nombre correcto”, especifica.

Generalmente esta sintomatología se presenta entre los 45 y 52 años, teniendo en promedio la mujer mexicana su última menstruación a los 51 años, dice el especialista.

Los síntomas son variados, pero pueden durar hasta 10 años: puede empezar con bochornos a los 43, tener su última menstruación a los 49 y los síntomas durar hasta los 53 años.

Varios órganos necesitan estrógenos para funcionar correctamente: en el sistema genital son los labios mayores y menores de la vulva, la vagina, la matriz, las trompas de falopio y la uretra.

“No existe la lubricación necesaria para tener una buena relación sexual, por lo que empiezan a tener incomodidades debido a la resequedad”, afirma el ginecólogo oncólogo.

Los senos poseen receptores dentro la mama que captan el estrógeno y hacen que se mantengan tersos y resistentes a través de un ligamento llamado ligamento de Cooper.

La disminución hormonal durante el climaterio también provoca la aparición de quistes mamarios que deben ser punzados por el ginecólogo para drenarlos.

Además, la piel se resiente. En ella se encuentra una capa de tejido subdérmico que se nutre de estrógenos que hacen que la piel de una mujer se vea lisa y tersa. Al disminuir la hormona, ésta se reseca.

También experimenta síntomas vasomotores relacionados con el sistema cardiovascular: bajas de presión y calor y ascendente de las piernas hacia arriba (bochornos), que le provocan insomnio.

En muchas ocasiones la relación con la pareja y los hijos se ve afectada por una volubilidad emocional: se enojan con ellos, se sienten incomprendidas y terminan por aislarse.


Problemas a largo plazo


Es común que al comenzar a sentir todos los síntomas, la mujer acuda con su ginecólogo para contrarrestar esta sintomatología. Para ello, el ginecólogo oncólogo Fidel Omar García recomienda suministrarles estrógenos.

Síndrome climatérico

La sintomatología se presenta entre los 45 y 52 años, teniendo en promedio la mujer mexicana su última menstruación a los 51 años

Las manifestaciones del climaterio son variadas, pero pueden durar hasta 10 años:

-Comienza con bochornos a los 43 años.

-La última menstruación alrededor de los 49 años.

-Los síntomas durar hasta los 53 años.

16/5/17

La terapia hormonal después de la menopausia no influye en el deterioro mental [16-5-17]


La terapia hormonal después de la menopausia no influye en el deterioro mental

En un estudio de cuatro años sobre unacohorte de mujeres menopáusicas tratadas con terapia hormonal,los autores observaron que la agudeza mental no mejoraba niempeoraba, aunque el uso de ciertos estrógenos influíapositivamente en el estado anímico.

La terapia hormonal está asociada con el deterioro mental enlas mayores de 65, según publica el equipo, pero eso no ocurrióen este grupo de mujeres estadounidenses de alrededor de 50años.

"Como las participantes eran jóvenes y saludables, loshallazgos cognitivos no son especialmente sorprendentes, perolos resultados sobre el ánimo no los esperábamos", dijo el autorprincipal, Carey E. Gleason, de University of Wisconsin,Madison.

El ánimo mejoró en las usuarias de las píldoras de estrógenoequino, pero no con los parches transdérmicos de estrógenonatural humano.

Para Gleason, los resultados respaldan las indicacionesclínicas vigentes.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EstadosUnidos (FDA, por su sigla en inglés) recomienda tratar lossofocos, la sequedad vaginal o el dolor durante las relacionessexuales de la menopausia con las dosis más bajas posibles deterapia hormonal y durante el período más corto que seanecesario.

La FDA señala que las hormonas aumentan el riesgo deformación de coágulos, infartos, ACV, cáncer mamario yenfermedad de la vesícula biliar.

El equipo hizo un estudio aleatorio versus placebo sobrecasi 700 mujeres, con un promedio de 53 años de edad, que habíantenido su último período un año antes del inicio de lainvestigación, entre el 2005 y el 2008.

En tres grupos, las participantes utilizaron al azar 0,45mg/día de estrógenos equinos conjugados orales (o-CEE) más 200mg/día de progesterona micronizada (m-P) los primeros 12 días decada mes; un parche de 50 mcg/día de estradiol transdérmico (t-E2) más la dosis de m-P, y píldoras y parches placebo.

Al inicio del estudio, más del 40 por ciento tenía sofocosmoderados a graves, lo que disminuyó en todos los grupos a losseis meses, aunque el alivio fue mayor con o-CEE y t-E2 que conplacebo.

Esa diferencia, sin embargo, se redujo con el tiempo cuandolos sofocos fueron desapareciendo en el grupo control a medidaque avanzaba a la postmenopausia.

Las mujeres fueron sometidas a evaluaciones cognitivas y deánimo cuatro veces durante el estudio de cuatro años.

El rendimiento en las pruebas cognitivas no varió en eltiempo entre los grupos, según publica el equipo en PLOSMedicine.

"Esto es realmente importante porque les dice a las mujeresque quieren utilizar la terapia hormonal en la menopausia que eltratamiento no les afectará la memoria", dijo Susan M. Resnick,del Instituto Nacional de Envejecimiento, Baltimore, Maryland,quien no participó del estudio.

Las hormonas son el tratamiento de primera elección paramuchas mujeres con síntomas menopáusicos, según comentó Mark A.Espeland, de la Facultad de Medicina de Wake Forest,Winston-Salem, Carolina del Norte, quien tampoco participó delestudio.